Conor McGregor es un loco perdido.

Realmente McGregor está completamente loco, de hecho no hemos visto a ningún artista marcial que esté tan loco como lo está él. Loco de atar o como una cabra, pero su obsesión por el entrenamiento y por este deporte hacen pensar que realmente está obsesionado. Y esto no es algo que digamos nosotros. Él mismo ha sido el primero en decir que “el talento no existe” y que todos los seres humanos somos iguales al igual que aseguraba, “no soy talentoso, estoy obsesionado”, y entrenar sin parar y mejorar hasta llegar al máximo de sus posibilidades le dieron la razón al loco obseso del entreno, Conor McGregor

Su locura es muy amplia y abarca varias obsesiones como la que tiene por el dinero, algo que no oculta y que cuando le llegó el vil metal en grandes cantidades, no ha dudado en demostrar cuanto tiene enseñándonos sus millonarios relojes y coches de alta gama. Pero hay algo que no debemos de olvidar, no lo ha robado, es suyo legítimamente, sudado y padecido a más no poder. Esperemos que nunca llegue a los niveles de Floyd Mayweather, porque ya saben cuál es el sentir popular.

La verdad sea dicha y es que su loca forma de discutir la cual particularmente no me gusta nada y que afortunadamente al nivel que el la usa, no la usa nadie en este deporte, ha magnificado en muchos ceros sus ingresos y a pesar de que no lo reconozcan los que lo incitan a pelear, cuando le piden hacerlo es porque saben que esa va a ser económicamente la pelea de sus vidas.

No voy a pensar de manera diferente a como siempre pensé, no puedo aceptar que insulte, menosprecie y falte al respeto a iguales a él y al hacerlo de esa forma parece haber perdido la cabeza o estar metido en un brote psicótico pasajero o más probablemente “teatrero”, que va a seguir interpretando mientras pueda, porque sabe que su papel es el mejor pagado por ser el protagonista de su obra cada vez que se abre el telón.

Menudo pájaro es el irlandés, un pájaro loco que planea a gran altura y se codea con sus jefes a los que trata de tú a tú y convence para dejarlo hacer y deshacer las alocadas ideas de ir retando a los campeones de divisiones directamente sin hacer el camino, pero si se lo permiten esa locura es compartida, no solo de él, porque tampoco fue el primero en proponerla y los que lo hicieron se quedaron con las ganas.

Está loco, pero rematadamente loco de amor como ha manifestado recientemente acordándose de su novia y de lo mal que lo pasaron sin tener dinero, mientras tenían que recibir las ayudas de su país para tener una vivienda y no olvida que nunca le faltó la alimentación adecuada gracias a la mano de su amada, aclarando que todo lo que hace, lo hace por ella. Esto me gustó mucho, del loco enamorado McGregor.

Muchos piensan si a este hombre se le ha ido la cabeza, pero no, no está loco, solo se lo hace y lo seguirá haciendo porque le ha ido muy bien y sus millones de fanáticos enfervorizados irlandeses y de todo el mundo también están locos por él.

Menuda locura de artículo.

Diego Ortiz “El Matador”

Diego Ortiz

Diego Ortiz "El Matador" Narrador y articulista de MMA. CEO de MMA Español en YouTube y en Facebook, así como de la www.mmaesp.com. Escritor del libro, "MMA, una historia de éxito", articulista en el periódico "El Confidencial" y colaborador televisivo en la cadena "Be Mad" y en "Radio Marca"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies